Pesquerías de Cefalópodos

Contenido

Antecedentes

El total de desembarques mundiales de cefalópodos ha aumentado de manera sostenida, desde alrededor de 2,3 millones de toneladas en 1987 hasta un máximo de 4,8 millones de toneladas en 2014. Los correspondientes a calamares de la familia Ommastrephidae estuvieron entre 1,4 y 2,9 millones de toneladas anuales (67% del total de las capturas en 2008) con predominio de las especies Illex argentinus (29%), Todarodes pacificus (14%) y, a partir de 2002, Dosidicus gigas.

Hasta 1977, el calamar argentino (Illex argentinus), especie propia del Atlántico Sudoccidental, fue capturado como acompañante en la pesca de merluza. Los desembarques totales no superaban las 7.500 t anuales y satisfacían la demanda interna de Argentina y Uruguay. A partir de 1978, se intensificó la demanda externa y la magnitud de las capturas. Los buenos rendimientos obtenidos en esos años (100.000 t/año) alentaron el arribo de flotas extranjeras de ultramar, que comenzaron a operar por fuera de la Zona Económica Exclusiva (ZEE). Desde 1993, las capturas argentinas se incrementaron hasta valores de 432.000 t anuales, debido al comienzo de la pesca dirigida con barcos poteros. En el periodo 1993-2016, han operado anualmente hasta un total de 253 buques poteros dentro de la ZEE y hasta 300 fuera de ella. 

Teniendo en cuenta el elevado nivel de explotación al que se encuentra sometido I. argentinus, es necesario mantener e intensificar el conocimiento de su biología pesquera, aportando a la administración la información que permita optimizar las medidas de manejo. Este programa pretende lograr un pleno conocimiento del sistema integrado por el calamar con su ecosistema, y del hombre como predador eficiente del mismo, con sus requerimientos alimenticios y distintas estrategias de explotación, comercialización e industrialización.