Relanzamiento de Pampa Azul

Relanzamiento de Pampa Azul

INIDEP participó del relanzamiento del programa nacional Pampa Azul

Como parte del comité interministerial que lo conforma, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero se hizo presente ayer en el relanzamiento nacional de Pampa Azul, una iniciativa estratégica para la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación productiva en las áreas vinculadas al mar.

pampa azul

Integrantes del Comité Interministerial durante el acto de presentación del documento “Horizontes estratégicos para el Mar Argentino”.


Entre sus objetivos se encuentran el fortalecimiento de las infraestructuras de investigación, la promoción de innovaciones tecnológicas, la formación de recursos humanos especializados, el desarrollo de las industrias vinculadas al mar, la configuración de una conciencia marítima en la sociedad y el ejercicio de la soberanía en los espacios marítimos nacionales. Comenzó a implementarse en 2014 con una línea de trabajo de 10 años con el fin de articular las acciones científico-tecnológicas impulsadas desde el Estado en relación con el mar.

En el Centro Cultural de la Ciencia (C3) en Capital Federal, se realizó un evento para presentar el documento “Horizontes estratégicos para el Mar Argentino” en el que participaron representantes de todos los Ministerios involucrados en la iniciativa y del CONICET.

En este marco, Alejandro Mentaberry, coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico se refirió al evento como “una puesta al día de lo que hemos hecho y de las metas que nos propusimos. Este documento resume tres años de trabajo y reuniones colectivas. Concebimos a Pampa Azul como una política de Estado ya que el tema del mar es un punto estratégico para la Argentina”, agregó. Mentaberry destacó la importancia de la ampliación de los derechos de soberanía sobre el suelo y subsuelo hasta la milla 350 y se refirió a las principales áreas de investigación y de desarrollo tecnológico: “Uno de los objetivos prioritarios es conocer para proteger”.

También expusieron en el evento el Director del INIDEP Dr. Otto Wöhler, perteneciente al Ministerio de Agroindustria; del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto; de Defensa; de Seguridad; de Turismo; de Ambiente y Desarrollo Sustentable; y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Consultado por los medios nacionales presentes, el Dr. Wöhler indicó que Pampa Azul reforzó notablemente “iniciativas interinstitucionales tendientes a abordar una problemática o un tema de investigación en particular”.

En el marco del proyecto de granjas multitróficas (acuicultura) que se desarrollarán en el sur de nuestro país, que ya despertó el interés de diferentes países del mundo y empresas interesados en el desarrollo de salmónidos, el Director del INIDEP aprovechó para recordar que, en torno a la maricultura, “se encuentra en proyecto la creación del CENIDMAR en la zona de Mar del Plata o alrededores. INIDEP viene experimentando en los últimos años y tiene el ciclo cerrado de lenguado y besugo, por ejemplo, y está experimentando en pez limón y chernia, todas especies de gran valor comercial y la idea es tener un centro de experimentación para traducir y llevar la tecnología de cultivo a la empresa privada. Centros piloto de producción para poder transferir la tecnología. Está financiado por el BID y esperamos empezar su construcción en 2017”.

Pampa Azul se encuentra entre los pocos proyectos científico-tecnológicos estratégicos del país, y por este motivo ha tenido continuidad; en segundo lugar –y no menos importante-, ha nacido como una iniciativa interministerial originada en el Gabinete Científico Tecnológico (GACTEC) que avanza gracias al trabajo integrado de los distintos actores involucrados; y además, es producto de un trabajo colaborativo entre diversos actores del sistema científico tecnológico nacional. Su importancia se vio reflejada en la aprobación por parte del Congreso Nacional de la Ley PROMAR, la cual establece un fondo de financiamiento permanente para la investigación en el Atlántico Sur y se propone fortificar la presencia argentina en nuestro mar, profundizando el conocimiento científico como fundamento de las políticas de conservación y manejo de los recursos naturales.

Históricamente, a pesar del potencial y la envergadura de los recursos marinos de nuestro país, el mar ha sido muy poco estudiado, por lo que los sectores económicos vinculados a él representan un porcentaje muy pequeño del PBI nacional. En este sentido, a través de Pampa Azul se pretende impulsar la pesca comercial y la maricultura; la industria de petróleo y gas off shore; la energía marina; el turismo; y la industria naval e infraestructura portuaria. Asimismo, las áreas transversales de investigación se vinculan con la preservación de la biodiversidad y la planificación marina espacial; el cambio climático; la gestión de riesgo ambiental; la prospección geológica; y la investigación pesquera.

Fuerte presencia en el Mar Argentino

Las áreas geográficas prioritarias de la iniciativa han sido identificadas en base a sus características oceanográficas, la importancia de sus ecosistemas y el potencial impacto de las actividades humanas. Entre las áreas seleccionadas se encuentran el Banco Burdwood/Área Protegida Namuncurá; el Agujero Azul/Talud Continental; el Golfo San Jorge; las Islas Georgias y Sandwich del Sur y el sistema fluvio-marítimo del Río de la Plata. Para el 2017 se han previsto 18 campañas oceanográficas de investigación hacia estas áreas.

Cooperación internacional

Durante estos años de trabajo se han concretado diversos acuerdos internacionales, fortaleciendo de esta manera la cooperación en investigación del mar. La primera acción de este tipo fue la firma de un acuerdo con la Universidad de Quebec en el marco del cual se realizó la campaña de investigación oceanográfica, geofísica y geoquímica en el Golfo San Jorge a bordo del buque canadiense Coriolis II que incluyó a investigadores de ambos países. Otro punto de cooperación a destacar fue la realización de la II Comisión Mixta en Ciencia y Tecnología junto a Estados Unidos, en la que ambos países acordaron darle a las ciencias del mar la máxima prioridad.

En cuanto a América del Sur, Chile y Brasil son dos socios estratégicos para el desarrollo de investigación básica e innovación tecnológica; un ejemplo de ello es el proyecto SABIA-Mar entre la CONAE y la Agencia Espacial Brasileña (AEB). En cuanto a las relaciones con el país transandino, se destaca la realización de un taller en Santiago de Chile en noviembre de 2016, cuyo objetivo fue trazar los lineamientos de cooperación bilateral en los mares australes.

También se realizaron importantes avances con países de la Unión Europea, como el acuerdo firmado entre el Ministerio de Ciencia (MINCyT) y el Consejo Nacional de Investigaciones italiano que establece la creación de un centro binacional de investigación marítima y oceánica; y el acuerdo firmado con la Universidad de Cádiz, España, con el objeto de promover la movilidad de investigadores y estudiantes de maestría y doctorado, la transferencia tecnológica y la capacitación de recursos humanos en ambos países; entre otros.

Mirando hacia adelante

Los espacios marítimos argentinos albergan un ambiente de gran biodiversidad y riqueza en recursos de interés económico. Explotar esos recursos resguardando la biodiversidad es nuestra responsabilidad, y para lograrlo es necesario conocerlo en profundidad. Pampa Azul busca impulsar la investigación científica en forma sistémica, introduciendo en las industrias involucradas tecnologías amigables con el ambiente y la biodiversidad y promoviendo la conciencia social sobre los beneficios del mar para el bienestar del planeta. En este sentido, entre los principales puntos surgidos de la elaboración colaborativa del documento “Horizontes estratégicos para el Mar Argentino” como medidas a mediano y largo plazo se destacan: el fortalecimiento de los enfoques interdisciplinarios; la organización de un sistema nacional integrado de medición de parámetros oceánicos; el desarrollo de la Base Nacional de Datos del Mar; la coordinación de la flota de investigación; la dotación, mantenimiento y desarrollo de equipamiento científico; el desarrollo institucional; el fortalecimiento de los recursos humanos; y la cooperación internacional.

Pampa Azul es coordinada desde el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva a través del Gabinete Científico Tecnológico (GACTEC). Está integrada por los ministerios nacionales de Relaciones Exteriores y Culto; de Agroindustria; de Turismo; de Defensa; de Seguridad; y de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Cabe destacar, asimismo, el importante rol del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), involucrado con la iniciativa a través de sus investigadores, sus centros y buques de investigación. También abarca a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE); el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP); el Servicio de Hidrografía Naval (SHN); diversas universidades nacionales; y demás institutos y centros de investigación.

También estuvieron presentes en el evento el secretario de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero; el subsecretario de Evaluación Institucional, Lucas Luchilo; el subsecretario de Coordinación Institucional, Sergio Matheos; el subsecretario de Políticas, Jorge Aguado; el director nacional de Cooperación e Integración Institucional, Mariano Jordán; y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica, Facundo Lagunas.