Año 2002, Número 15 – In Memoriam

Año 2002, Número 15 – In Memoriam

Guillermo Eduardo Burgos
(25 febrero 1956 – 22 noviembre 2001)

La vocación del Lic. Guillermo E. Burgos por el estudio de los ambientes marinos y la explotación racional de sus recursos vivos puede haberse iniciado a comienzos de los años ochenta. Por entonces, como parte de la carrera para obtener el título de Licenciado en Biología (U.B.A.), se trasladó a Mar del Plata con la finalidad de cursar la materia de “Oceanografía Biológica” dictada por el Dr. E. Boschi en el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero. De hecho, poco tiempo después, en el año 1981, se produjo su ingreso a este instituto, primero como personal contratado y luego como integrante de la planta permanente. Se sumó al Laboratorio de Biología Pesquera de Peces, a cargo de la Dra. M.B. Cousseau, realizando principalmente tareas de investigación sobre peces demersales costeros de interés comercial. No sólo los aspectos biológicos y estadísticos fueron objeto de su preocupación profesional, sino también aquellos relacionados con la búsqueda de un mejor funcionamiento institucional. Como resultado de sus firmes opiniones al respecto, fue designado como miembro de la Comisión Asesora de la Dirección INIDEP, entre los años 1984 y1985. Seguidamente pasó a integrar el Grupo de Trabajo sobre “Recursos Costeros”, conformado en el seno de la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo Argentino – Uruguayo. Inquieto en forma permanente por la búsqueda de una mayor excelencia en su profesión, obtuvo una beca que le permitió realizar un curso sobre “Biología Pesquera” en la Universidad de Bergen, Noruega, desde agosto de 1986 a junio de 1987, para alcanzar posteriormente, en 1989, el grado de “Master of Philosophy” (Facultad de Matemáticas y Ciencias. Naturales, Universidad de Bergen), sobre la base de su trabajo de tesis denominado “The bottom fish community of the Barents Sea in the winters, 1984 to 1987”. Tras un retorno a la Argentina bastante breve en duración, pero muy provechoso para todos, durante 1991 participó en el Proyecto “Modelo multiespecífico para el Mar de Barents” del Institute of Marine Research (IMR), de Bergen, y finalmente presentó su renuncia al INIDEP en setiembre de 1992. El motivo fue haber contraído enlace con una biológa noruega, la Dra. Ann-Lisbeth Agnalt, quien había comenzado a trabajar para FAO en la ciudad de Roma. Allí, ciertas reglamentaciones de la FAO tendientes a evitar el nepotismo le impidieron integrarse a pleno en proyectos formales de investigación, limitándolo a participaciones eventuales. El mismo inconveniente sufriría con posterioridad en Namibia, donde también fue destacada para desempeñarse la Dra. Agnalt, y donde su actividad consistió en participar en campañas del buque de investigación “Fridtjof Nansen” frente a las costas de Namibia y Angola. Después de un año y medio en Africa, y ya nuevamente en la ciudad de Bergen, Guillermo trabajó para la Norwegian Agency for Foreign Aid (NORAD) en la Universidad, como catedrático y orientador suplente, y después, a principios del 2000, fue contratado como investigador del IMR, en la división de estudios cooperativos con países en vías de desarrollo.

Esta apretada síntesis de su carrera como biólogo, sin embargo, no hace debida justicia a la calidad personal de quien nos ha dejado, y está lejos de explicar por sí sola las muchas muestras de profunda pena generadas por la desaparición de nuestro querido amigo y colega. Mejor desearíamos repetir, como cuando recibimos aquella terrible noticia, que sólo nos queda remontarnos a su imagen de buen tipo, a sus preocupaciones humanas y profesionales, a los problemas y alegrías comunes que siempre sazonó con alto espíritu humorístico, y a los acuerdos y desacuerdos que era tan gustoso compartir. Quizás este recuerdo, que llevaremos siempre, sea un mejor homenaje para Guillermo, su madre Rosita, su esposa Ann Lisbeth y sus dos pequeños hijos, Laila y Martin. Un abrazo, Guille.